Evolución Histórica de los Granderos
                   En Perú


En tanto, tras la partida de la Expedición Libertadora y en territorio peruano, el resto de los Granaderos a Caballo sufrió modificaciones, a causa de la creación de nuevas unidades que serían la base del Ejército del Perú. Ello ocurrió desde enero de 1821, y tales modificaciones tendían a reubicar el personal de sus cuadros y veteranos para formar las nuevas unidades del naciente ejército.
Los Granaderos a Caballo de los Andes siguieron prestando servicios en el Perú, pero sus efectivos disminuían cada vez más. Participaban en las campañas al interior de la Sierra Peruana, donde cedían a sus oficiales y hombres para que entrenaran a las guerrillas patriotas. En esos años, se les confirió un nuevo uniforme, ya que habían destrozado los suyos en las campañas de la Sierra y habían quedado "desnudos", como tan dramáticamente se decía en la época. Dichos uniformes les fueron provistos en agosto de 1822, y el primero que los recibió fue el primer escuadrón, al mando de Eugenio Necochea. Constaba de casacas con solapas de paño azul, con los vivos granas; pantalones de brin tipo mameluco; gorras de cuartel de plato azul con vivo grana; cinta blanca en la banda.


A principios de 1821, los Granaderos a Caballo del Perú se formaron con cuadros tomados de los Granaderos de los Andes y participaron en las campañas de la Sierra, al mando del Sargento Mayor José Félix Aldao. Tenían la fuerza de un escuadrón, y tras la campaña, esta fuerza se redistribuyó entre los Granaderos de los Andes y los Húsares de la Legión Peruana de la Guardia. Su uniforme estaba compuesto por casaca con solapa azul, con los vivos encarnados, y granados en cuello y faldones. En su armamento se contaban lanzas con banderolas encarnadas y verdes.
Copyright © 2015  by "Tte 1ro MARIANO ILLANES"  ·  All Rights reserved  ·  E-Mail: regimientodegranaderos@gmail.com
Regimiento de Granaderos a Caballo
           "General San Martin"